Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Detalles

Sistemas de Ventilación o aires acondicionados:

Problemas y beneficios.

Sistemas de ventilación, la puerta de la contaminación microbiológica

¿Conoces los principales peligros de la contaminación del aire interior del espacio que habitas o en el que trabajas? Hagamos una aproximación a su origen. Los hongos se pueden infiltrar de manera inadvertida en los locales habitables de nuestro entorno doméstico, bien por un daño a causa de la humedad, por la presencia de animales domésticos, a través de humidificadores de aire contaminados y, por supuesto, por la existencia de aparatos de ventilación y climatización en los que no se haya practicado un mantenimiento adecuado.

¿En qué consiste este mantenimiento deficitario que debes evitar si persigues una buena calidad del aire interior de tu vivienda o lugar de trabajo? Puede deberse a diferentes causas:

Mala calidad de los filtros instalados, o mala elección de los mismos en función de las condiciones de uso del espacio y mantenimiento requeridas. Los filtros retienen buena parte de las partículas que transporta el aire. Dado que también pueden transportar microorganismos, representan un buen medio para el desarrollo de dichos organismos.

Mantenimiento y limpieza deficientes. Se ha de procurar un mantenimiento y una limpieza adecuados de los equipos de climatización, ventilación, humidificadores o torres de refrigeración.

Falta de estanqueidad y suciedad acumulada en los conductos de aire.

Colocación inadecuada de las bocas de extracción del aire exterior. Se debe evitar instalar dichas bocas de extracción en lugares en los que, desde el punto de vista microbiológico, existe una contaminación exterior especialmente particular.


Asegúrate de que por tu sistema de ventilación y climatización circula un aire limpio y sano 

Para controlar las sustancias que los ocupantes generan como resultado del uso normal de los recintos y evitar un aire viciado y olores molestos, el lugar de trabajo ha de estar perfectamente ventilado. Permiten que el ambiente resulte agradable y satisfactorio para sus ocupantes, asegurando un aire fresco y libre de contaminación.

Para asegurar que el aire que circula por nuestro sistema de ventilación y de climatización es un aire limpio y sano, estos han de disponer de filtros. Los filtros son los encargados de retener las partículas del aire y de proteger, a su vez el sistema de ventilación y de climatización, ya que evitan la acumulación de polvo sobre las unidades (para que la eficacia del intercambio térmico no se vea afectada). Los filtros, además, impiden la formación de focos de contaminación microbiológica. Un sistema de ventilación y de climatización eficiente ha de tener en cuenta las características de los filtros durante su proceso de diseño (capacidad de retener partículas, pérdida de carga y eficacia). En los sistemas de climatización, hemos de asegurarnos de que tan solo un aire limpio y filtrado circula a través de las unidades de intercambio de calor.

¿Cómo evitar que un sistema de ventilación i de climatización afecte de manera negativa a la calidad del aire interior?

Diversos factores son los que pueden ayudar al deterioro del aire interior.

Ventilación insuficiente. Hemos de asegurarnos de que todos los recintos poseen una ventilación adecuada. Para ello, el sistema de ventilación ha de ser equilibrado (el sistema ha de estar debidamente dimensionado y calculado, y el número y el tamaño de los difusores y de los retornos ha de ser el apropiado).

Entrada de contaminantes. Hemos de evitar la entrada de contaminantes exteriores. Para ello, situaremos y orientaremos las tomas de aire en aquellas zonas en las que el aire exterior esté limpio. Además, se dispondrán de aberturas controladas y de sistemas de limpieza del aire.

Dispersión de contaminantes. Hemos de evitar la dispersión de los contaminantes en el aire. Para ello, se evitarán los sistemas únicos (cada local ha de tener ventilación propia) y los sistemas de recirculación de aire. Se tendrán en cuenta, asimismo, las diferencias de presiones entre locales.


Consúltanos por Whatsapp